Cada vez menos hipotecas: la subida del Euribor fuerza por vez primera a los bancos a competir entre ellos

La subida de las clases de interés acarrea una miríada de consecuencias, a cada quien más pequeña, muy frecuentemente prácticamente inapreciable. Si unos tipos más altos implican una mejor retribución de los depósitos que tenemos en el banco (mayores intereses por nuestro dinero en cuentas bancarias y plazos fijos), asimismo supone un inconveniente para las compañías y familias que tienen sus deudas a tipo variable, esto es, referidas al Euribor. Un Euribor alto implica un costo mayor, algo que puede poner contra las cuerdas a más de una pequeña empresa que había confiado en sostener su costo de intereses estable en el tiempo o a una familia con una hipoteca cuyas cuotas mensuales han aumentado en hasta un cincuenta por ciento .

Para los bancos es otro tanto de lo mismo. Mayores géneros de interés suponen más beneficios en un corto plazo en los préstamos a tipo variable (Euribor + diferencial), mas en un medio plazo esto va a suponer menos hipotecas concedidas. Mas ¿Pues caerían el número de nuevas hipotecas? Tan elemental como la primera regla de la economía: oferta y demanda. Cuanto mayor sea el costo de algo, menor demanda va a tener.  Esto quiere decir que el campo financiero va a deber empezar a repensar su estrategia comercial, por el hecho de que si bien aún es pronto, el saldo total de hipotecas ha empezado a caer por vez primera desde principios de dos mil veintidos.

Frente a las últimas levantas del euribor, que ya ha superado la barrera del tres con treinta y cuatro por ciento , muchas familias han empezado a amortizar saldos hipotecarios, tratando de ahorrar intereses en un largo plazo. Las hipotecas fijas asimismo empiezan a perder terreno en frente de las variables en las nuevas firmas, adelantando un menor margen de intereses futuro para las entidades si como todo semeja señalar, el Banco Central Europeo levanta el pie del acelerador durante este año dos mil veintitres.

Las hipotecas, el enorme producto de los bancos y en el que mayor esmero comercial acostumbran a invertir, prosiguen estando en la plan de actuación de las entidades. Es por esta razón que si los saldos hipotecarios totales empiezan a resentirse podemos ver una “guerra hipotecaria” en este país, algo que desde los años de la burbuja inmobiliaria no vivíamos ¿Por donde pueden empezar a competir las entidades? ¿Vamos a ver claramente una guerra comercial tras años de complacencia? ¿Esta guerra favorecerá a los clientes del servicio? Veamos ciertas de estas claves.

El saldo vivo de hipotecas en España ha empezado a caer

En el mes de julio de dos mil veintidos el saldo vivo de hipotecas, o sea, el total de hipotecas concedidas en este país y que están actuales en el instante, llegó a superar conforme datos del Banco de España, los quinientos quince mil millones de euros. El día veintisiete del mismo mes, el Banco central Europeo anunciaba la primera de una larga retahíla de subidas de tipos, en aquel instante del cero,5 por ciento . Ya vamos por el dos con cinco por ciento . Consecuencia de lo segundo, el saldo vivo de hipotecas ha empezado a contraerse por vez primera desde el año dos mil veintiuno.

En solo un mes el total de hipotecas actuales cayó en más de mil millones de euros, desde ahí, cada mes las reducciones se han movido entre los cuatrocientos y los ochocientos millones de euros. Entre julio y noviembre el total de hipotecas en España ha recogido una minoración superior a los tres mil millones de euros, volviendo a niveles de dos mil dieciocho. Mas ¿Hay algún precedente de una situación afín? Lo cierto es que sí.

Justo tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en España, cuyo culmen llegó entre dos mil nueve y dos mil diez, las familias redujeron sus deudas de forma acelerada. En solo una década las hipotecas concedidas bajaron de seiscientos cincuenta millones de euros a apenas quinientos diez, o lo que es exactamente lo mismo una minoración de más de un veinte por ciento . Ahí es nada.

¿Qué va a pasar a lo largo del dos mil veintitres? ¿Proseguirán cayendo el número de hipotecas? Los datos apuntan a que las familias han ahorrado en estos últimos tiempos. Desde lo más crudo del covid, donde el consumo se redujo drásticamente, las familias han ahorrado en conjunto prácticamente dos mil millones de euros, ubicando la cantidad de dinero en cuentas a la vista y depósitos en prácticamente novecientos veintiocho mil millones de euros.

Si la retribución de los depósitos comenzase a filtrarse a gran escala, tal vez estos saldos se sostendrían en cuentas bancarias, no obstante, los bancos aún no han trasladado el aumento de intereses a los depósitos. Pagando menos de lo que se supone deberían hacerlo, una resolución inteligente sería emplear este dinero para amortizar hipoteca y ahorrar intereses. Para muestra un botón, la retribución media de los depósitos en España se ubicaba el mes pasado en el cero,7 por ciento , al tiempo que el costo medio de una hipoteca variable ha saltado sobre el cuatro por ciento .

El grifo del crédito empieza a cerrarse

Mas veamos asimismo una derivada más de la subida del Euribor en lo relativo a la concesión de hipotecas. Un mayor costo de un préstamo precisa de un mejor pagador, ya que implica mayor peligro de que las cosas puedan salir mal. Como podemos imaginar, no es exactamente lo mismo prestar a un interés próximo al cero por ciento que al cuatro por ciento , los inconvenientes acostumbran a ser mayores en el segundo escenario. Esto quiere decir que no solo es menos atrayente endeudarse para las familias y las compañías, sino asimismo comienza a ser más bastante difícil hallar aquellos clientes del servicio soluciones que los bancos precisan.

El endurecimiento de las condiciones de crédito, por la subida del Euríbor, solo ha empezado a afectar a los volúmenes de concesión de créditos. Mas vayamos durante un momento al pasado. En los años siguientes al bum inmobiliario el importe de las nuevas operaciones se redujo drásticamente desde los más de 1 billón de millones (sí, habéis leído bien) hasta el nivel de seiscientos cincuenta millones. En estos años la banca sostuvo el grifo del crédito cerrado, en una parte por la subida de tipos y en una parte por la carencia de solvencia.

Evolución anual del saldo vivo total en cómputo del crédito hipotecario España entre dos mil cinco y 2020(en millones de euros)

Fuente: Statista

La banca de España ha empezado a contestar el modelo que ya le funcionó antaño: aplicar criterios más restrictivos en el momento de entregar créditos, singularmente hipotecas. Mas asimismo otro género de créditos como aquellos dirigidos al consumo o a las compañías. Fuentes financieras apuntan a que los bancos ya están previendo un ambiente más complejo a lo largo de este próximo año, comprobando una caída de demanda que va a alargarse en el tiempo.

Los bancos están adelantando una situación de gran tensión económica o recesión profunda, por esta razón aún no han entrado en la guerra hipotecaria abierta. Muchos clientes del servicio ya no son seleccionables para percibir financiación, y a pesar de que el número de hipotecas cae, muchas entidades prosiguen con el frente de mano puesto. En el caso de recesión, aumenta el peligro de impagos y los bancos desean reducir al límite este posible peligro.

Entre las medidas de este “freno de mano” autoimpuesto por la banca para intentar eludir males mayores encontramos: intereses más elevados al crédito al consumo, mayores acredites precisos en el crédito industrial y un menor porcentaje de financiación de hipotecas. Ya, los bancos ganan más por los créditos e hipotecas variables que firmaron el pasado, en consecuencia pueden permitirse el lujo de otorgar menores créditos nuevos.

No obstante, el interrogante es ¿Qué va a suceder después? Cuando los volúmenes totales de hipotecas caigan y los márgenes de intereses ya no compensen ¿Va a entrar por fin la banca a competir? Si por fin es así, el favorecido vas a ser . Y lo vamos a ser . Los clientes del servicio bancarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS ENTRADAS

Guía para adquirir una máquina CORTAPELOS sin confundirse

En una peluquería y en casa todo hombre debe tener una máquina cortapelos. Charlamos de las clases que existen conforme su batería, acabado y...

¿Dónde podemos ver conteras de goma?

Las conteras de goma son un accesorio bastante desconocido, pese a que las tenemos por todas partes. De hecho, ni siquiera sabemos cómo referirnos a ellas...

Las bajas laborales por nacimiento de un hijo resguardan la salud mental

Las bajas laborales por nacimiento de un hijo resguardan la salud mental, en especial a las madres, y hay pruebas de que este efecto...