Dieta Atkins: Beneficios y posibles peligros

La dieta Atkins es un régimen alimentario con bajo contenido de hidratos de carbono o «low-carb», desarrollado en la década de los setenta por el doctor Robert C. Atkins. Ha tenido múltiples actualizaciones y una de sus últimas versiones fue publicada en dos mil dos.

Limitar la ingesta de hidratos de carbono, singularmente los «malos» como los que se hallan en los comestibles procesados o preenvasados; y proseguir un plan de nutrición rico en proteínas.

Apoya la premisa de que el «abuso» de hidratos de carbono es lo que provoca el incremento de peso, tal y como bastante gente que tiene sobrepeso es resistente a la insulina; de forma que hay que limitarlos.

Esta dieta se plantea con base en una elabora nutricional hipocalórica, que ofrece llegar al peso deseado en corto tiempo.

Fases de la Dieta Atkins

El enfoque de la dieta Atkins consiste en el desarrollo de cuatro fases bien distinguidas.

Al comienzo resulta drásticamente restrictiva, mas progresivamente se agregan hidratos de carbono hasta llegar al nivel de requerimiento personal inmejorable para sostener un peso saludable.

Fase 1 o Inducción

Es la fase más restrictiva en la que se limita a veinte gramos el consumo de hidratos de carbono netos al día, eminentemente procedente de verduras.

La duración en esta fase es de dos semanas, conforme avances en tu pérdida de peso.

Las verduras de hoja verde: rúcula, lechuga romana, espinaca, espárragos; brócoli, coliflor, pimentones y pepinos deben representar entre doce y quince gramos de tu ingesta diaria de hidratos de carbono netos.

  • La mayor ingesta va a ser de comestibles ricos en proteínas: carnes, mariscos, pescados, quesos, huevos.
  • También, está tolerado el consumo de grasas: mantequilla, mahonesa, aceite de oliva y otros aceites vegetales.

Está prohibido consumir frutas, productos azucarados, fideos, arroz, panes, frutos secos y alcohol; al tiempo que precisas tomar mínimo ocho vasos de agua al día.

Fase 2: Pérdida de peso continua

Aumenta el consumo de hidratos de carbono netos en cinco gramos a lo largo de una semana.

Incorpora primero verduras, bayas, semillas y frutos secos; asimismo puedes añadir youghourt heleno.

Continúa en esta fase hasta el momento en que te falte descargar más o menos cuatro kilogramos para lograr tu peso ideal.

Fase tres o Mantenimiento anterior

Es posible acrecentar tu consumo diario de hidratos de carbono hasta en diez gramos a la semana.

Puedes continuar agregando gradualmente otros comestibles como: frutas, verduras con almidón y granos.

Mas has de estar alarma a que no se detenga el perder peso, de ser así deberás reducirlos. Seguirás en esta fase hasta lograr tu peso ideal.

Fase cuatro o Mantenimiento permanente

En esta fase has encontrado el nivel de hidratos de carbono que te deja sostener tu nuevo peso.

Desde acá, proseguirás para toda la vida con este límite de hidratos de carbono.

Comestibles no recomendados en la dieta Atkins

Se aconseja eludir determinados productos, ya que impiden la absorción de la grasa en el intestino:

  • Azúcar, y asimismo miel y jarabe.
  • Bebidas azucaradas.
  • Cereales, como pan, pasta, arroz y cereales.
  • Jugo de fruta.
  • Alcohol.
  • Verduras que medran bajo la tierra, como zanahorias, remolachas y papas.
  • Frutas, incluyendo los frutos del bosque.

Beneficios de la Dieta Atkins

La dieta Atkins aparte de asistirte a perder peso, aporta beneficios al organismo:

  • Ciertas investigaciones han probado que reduce la presión arterial y los niveles de triglicéridos.
  • Por otra parte, asimismo se plantea que este régimen de nutrición puede prevenir o prosperar afecciones graves, como la diabetes dos, el síndrome metabólico y enfermedades cardiacas.

Posibles peligros de la Dieta Atkins

Como la dieta Atkins ofrece determinados beneficios, asimismo podría causar peligros a la salud, como los citados a continuación:

  • El restrictivo consumo de hidratos de carbono en la fase 1 puede acarrear a efectos secundarios: mareos, debilidad, cefalea, fatiga física.
  • La restricción en lo que se refiere a fibra y otros nutrientes puede causar estreñimiento, náuseas o diarreas.
  • Puede generarse cetosis, lo que conlleva efectos molestos como: halitosis, fatiga mental, náuseas.
  • El excesivo consumo de proteínas puede producir sobrecarga funcional en el hígado y riñones.

Posiblemente tras cumplir el propósito de peso deseado, al reanudar la nutrición frecuente ocurra el «temido» efecto rebote y se recupere el peso perdido.

La recomendación ya antes de proseguir cualquier dieta para bajar de peso es preguntar a un especialista del área nutricional, un auténtico dietista y disminuir al mínimo así cualquier peligro que atente contra tu salud.

  • ¿Qué es mejor para perder peso: recortar hidratos de carbono o grasas? Descúbrelo en este Blog post.
  • Lo que debes saber sobre las Harinas Bajas en Hidratos acá.
  • ¿Sabes cuáles son las grasas mono y poliinsaturadas? Te lo resumimos en este link.

Peligros y beneficios – cien por ciento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS ENTRADAS

Guía para adquirir una máquina CORTAPELOS sin confundirse

En una peluquería y en casa todo hombre debe tener una máquina cortapelos. Charlamos de las clases que existen conforme su batería, acabado y...

¿Dónde podemos ver conteras de goma?

Las conteras de goma son un accesorio bastante desconocido, pese a que las tenemos por todas partes. De hecho, ni siquiera sabemos cómo referirnos a ellas...

Las bajas laborales por nacimiento de un hijo resguardan la salud mental

Las bajas laborales por nacimiento de un hijo resguardan la salud mental, en especial a las madres, y hay pruebas de que este efecto...