¿Qué es la fascitis plantar y cómo debe tratarse?

Una de las enfermedades más frecuentes entre los deportistas, especialmente los que se dedican al atletismo, es la fascitis plantar. Esta es una enfermedad de índole inflamatoria que produce molestias que se extienden por debajo del arco del pie y hasta la base de los dedos.

Esta enfermedad se origina por el desgaste de los tejidos fibrosos de la zona plantar, llamada fascia o fascia plantar. Estos tejidos son los que emiten la energía necesaria para caminar y para generar y controlar la flexión de los dedos. Al presentarse tal desgaste se desarrolla la patología que provoca inflamación, molestias plantares y sensaciones extremadamente incómodas en los talones.

Se trata de una inflamación de la zona y es una condición que aparece con cierta frecuencia en personas adultas, pero con más énfasis en deportistas y atletas de élite, en corredores y jugadores de disciplinas exigentes como el fútbol o el baloncesto, por ejemplo. Si no se atienden las molestias de manera oportuna, esto puede evolucionar y presentarse como una enfermedad crónica. 

Para diagnosticar y curar esta patología se debe ir a fisioterapia en ciudad real, pues estos especialistas conocen los ejercicios y la combinación de medicamentos para tratarla.

Síntomas de la fascitis plantar

Un dolor agudo en la planta del pie suele presentarse como el primer síntoma de la fascitis plantar. Es una punción o ardor agudo en la parte interior del talón, cerca del arco que suele ir acompañado de sensibilidad y un pequeño edema.

Los pacientes suelen describir una serie de síntomas adicionales como dolor en la planta del pie, molestias o ardor al ponerse los zapatos o sensación de pisar fuego o cristal roto.

En los corredores o atletas de alto rendimiento como futbolistas y basquetbolistas, estas molestias suelen aparecer después de una jornada agotadora o durante la actividad misma.

Ahora bien, no siempre estos síntomas son por fascitis plantar. Parte de estas molestias o similares pueden producirse por diversos factores u otras enfermedades. De allí la importancia de un diagnóstico de expertos fisiatras como los que se encuentran en la clínica fisioariza, donde también hay calificados médicos de diversas especialidades como traumatólogos y reumatólogos.

Además, cuenta con equipos, herramientas y lo último en tecnología láser para tratar tanto la fascitis plantar como cualquier otra patología que involucre huesos, cartílagos, ligamentos y músculos.

¿Por qué se origina esta patología?

El caso de fascitis plantar de cada persona es único. Entre las personas que la desarrollan de forma natural se encuentran las que tienen los pies curvados, los pies cavos o los pies valgos, es decir, los que se giran hacia dentro.

Sin embargo, circunstancias como el uso de un calzado inadecuado, el calentamiento incorrecto antes de practicar un deporte o pisadas inadecuadas sobre superficies duras son factores que favorecen la fascitis plantar.

Es frecuente que se produzca esta enfermedad como consecuencia de sobrecargas musculares, esguinces que no se han curado del todo, cambios en el peso corporal y aumento de la actividad física.

Todos los casos anteriormente mencionados empujan a las personas a ajustar la forma de pisar y caminar. Muchas veces asumiendo posturas poco ergonómicas que llevan a la fascitis plantar.

¿Y el tratamiento?

Existen diferentes tratamientos o ejercicios de fisioterapia para aliviar la fascitis plantar. Estos procedimientos se enfocan en aminorar la inflamación de la fascia. Esto se hace tanto en la fase inicial de la enfermedad como en la aguda.

Para llevar a cabo un tratamiento correcto (el cual va a depender de la persona que sufre la patología) se debe hacer un diagnóstico para determinar, en primer lugar, la enfermedad; y en segundo lugar, para avanzar con el tratamiento se requiere hacer una ecografía y que el fisiatra vea la pisada y examine cada caso.

Tras esto, se puede determinar el tratamiento por plantillas, medicamentos, ejercicios con terapia de agua, kinesiotape, maniobras fasciales, ejercicios tonificantes y hasta electrólisis percutánea ecoguiada o técnica EPI.

Esta última técnica consiste en pasar pequeños impulsos eléctricos a una aguja de acupuntura colocada en determinada parte del pie para que (mediante una reacción electroquímica) se desinflame la zona y erradique la molestia.Si la enfermedad persiste hay que aplicar otro métodos más invasivos como la electrólisis percutánea intratisular que es parecido al anterior pero se aplica la corriente a una zona más amplia y profunda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS ENTRADAS

Los tratamientos de estética con aparatos más demandados

El mercado de la medicina estética vive un auténtico auge en términos de popularidad. Los tratamientos de estética se perciben como una alternativa eficaz y segura a...

¿Dónde es el mejor lugar para instalar una barbacoa?

Una barbacoa con la familia o con los amigos es uno de los mejores planes para los días libres. Alrededor de este elemento, se...

¿Qué hormonas femeninas intervienen en el embarazo?

Durante el embarazo, el cuerpo femenino se enfrenta a multitud de cambios físicos y emocionales. En todo momento, desde la fecundación hasta el parto, las...

Muebles imprescindibles para decorar el dormitorio en casa

El dormitorio es el lugar de descanso y donde pasas prácticamente un tercio de tu vida. Descansar en un cuarto acogedor y con estilo...

Peinados con accesorios: 4 propuestas para celebraciones por lo alto

Con una agenda llena de datas singulares por delante, ahora es el instante de ir tomando ideas y planeando cuáles van a ser esos...