Los dos creadores de Google se vuelven a poner el mono de trabajo para plantar cara a ChatGPT

ChatGPT amenaza el reinado de Google, que ha decido ponerse el mono de trabajo ante la llegada del chatbot de inteligencia artificial (IA) de OpenAI. Hacía meses que no se veían a los creadores de la compañía con sede Mountain View por las oficinas. Mas esa estampa se ha vuelto a reiterar. Larry Page y Sergey Brin se han encargado personalmente de repasar la estrategia de productos de inteligencia artificial.

Google ahora tiene la pretensión de presentar más de veinte productos nuevos e integrar una versión de su motor de busca con funciones de chatbot este año, conforme descubrió la multinacional una presentación de diapositivas a la que ha tenido acceso The New York Times. Muchas de estas novedades van a ser presentadas en el mes de mayo, conforme con las previsiones de la compañía, que mira con preocupación la popularidad que han ganado los productos desarrollados por OpenAI.

Estrategia

Google procura contrarrestar a ChatGPT

Page y Brin no participaban de forma frecuente en estas asambleas desde dos mil diecinueve. En estos últimos años, los dos habían dejado a cargo al actual director de la compañía, Sundar Pichai. Ellos estaban centrados en otros proyectos, como la puesta en marcha de vehículos voladores y los sacrificios de auxilio en casos de desastre, hasta el momento en que penetró ChatGPT.

El chatbot de inteligencia artificial de OpenAI, basado en el modelo de lenguaje GPT-tres, ha sorprendido a usuarios y especialistas por sus prestaciones: capaz de redactar ensayos, solucionar problemas, crear juegos, redactar códigos de programación software o charlar con el usuario. Todo con una naturalidad jamás vista ya antes para estas máquinas.

Microsoft ha visto una ocasión única y desea integrarlo en su motor de busca Bing, afinando así los resultados de las consultas. La multinacional estadounidense asimismo está ponderando agregar esta tecnología en Word, PowerPoint, Outlook y otras aplicaciones a fin de que los clientes del servicio puedan producir texto de manera automática utilizando indicaciones simples, conforme adelantó The Information. El objetivo: retar al inaccesible Google.

Google piensa que la llegada de OpenAI supone una amenaza real y se ha puesto manos a la obra

OpenAI y Microsoft estarían cerrando los detalles del pacto. La tecnológica estadounidense está en conversaciones para invertir hasta diez mil millones de dólares estadounidenses en la compañía de inteligencia artificial fundada por Elon Musk y el programador Sam Altman, conforme con Bloomberg.

Google piensa que la llegada de OpenAI supone una amenaza real y se ha puesto manos a la obra. La compañía con sede Mountain View ahora tiene la pretensión de presentar más de veinte productos nuevos y desarrollar una versión de su motor de busca con funciones de chatbot este año.

En esta línea, trabaja DeepMind, la compañía de inteligencia artificial subsidiaria de Alphabet, matriz de Google, que planea lanzar este año en forma de beta privada su chatbot Sparrow. Asimismo trabaja en tecnologías de creación de imágenes, lo que podría acrecentar los ingresos de la división Cloud de Google. Además de esto, prepara herramientas para asistir a otras empresas a crear su IA. Se espera que la compañía comparta todas y cada una estas novedades en el mes de mayo, en el marco de su acontecimiento anual de desarrolladores Google IO.

OpenAI desea rentabilizar ChatGPT

ChatGPT es un chatbot conversacional gratis, por el momento. OpenAI va a sacar una versión avanzada para asegurar la aptitud del proyecto en un largo plazo. Este producto se va a llamar ChatGPT Professional. Se ignoran los detalles, mas la compañía ha dado ciertas pistas en un link de la lista de espera que publicó en su servidor de Discord.

Preguntó a los usuarios si se proponen abonar por utilizarlo, si desearían posibilidades exclusivas o qué coste considerarían conveniente. “Trabajando en una versión profesional de ChatGPT; va a ofrecer límites más altos y un desempeño más veloz. Si está interesado, únase a nuestra lista de espera”, tuiteó Greg Brockman, uno de los creadores de OpenAI.

Los planes de la compañía pasan por dos géneros de productos: uno gratis, que va a estar libre a veces, cuando los servidores no estén muy sobrecargados, y recientemente lo están; y otro de pago, con acceso a actualizaciones del modelo y contestaciones más veloces por un costo de cuarenta y dos dólares estadounidenses al mes, conforme con el especialista en tecnología Linas Beliūnas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS ENTRADAS

Guía para adquirir una máquina CORTAPELOS sin confundirse

En una peluquería y en casa todo hombre debe tener una máquina cortapelos. Charlamos de las clases que existen conforme su batería, acabado y...

¿Dónde podemos ver conteras de goma?

Las conteras de goma son un accesorio bastante desconocido, pese a que las tenemos por todas partes. De hecho, ni siquiera sabemos cómo referirnos a ellas...

Las bajas laborales por nacimiento de un hijo resguardan la salud mental

Las bajas laborales por nacimiento de un hijo resguardan la salud mental, en especial a las madres, y hay pruebas de que este efecto...