Organizarse para sanar, por Miquel Gallofré

Va a haber quien crea que la salud depende solo de tener buenos profesionales y un buen arsenal terapéutico, mas hay otras causas que intervienen en ello como, por servirnos de un ejemplo, la organización de los servicios sanitarios. Su relevancia es esencial en el caso del ictus y afecta en todas y cada una de las fases de esta enfermedad: en su prevención, ya que existen factores ambientales y sociales que influyen; cuando el ictus aparece, para asegurar un tratamiento rápido; y en su rehabilitación, pues cuando el ictus provoca una discapacidad, la persona perjudicada pasa por diferentes servicios que precisan estar ordenados.

Cuando aparece el ictus, cada segundo que pasa perdemos millones de neuronas. Por tal razón es precisa una actuación veloz y una atención hospitalaria inmediata, la práctica de un TAC y la administración de un tratamiento, si así está indicado, que en el caso del ictus isquémico se fundamenta en abrir la arteria ocluida.

La rehabilitación requiere la coordinación de los distintos servicios

Catalunya es vanguardista en la organización de la atención aguda del ictus, pues desde dos mil seis contamos con una red de código ictus que cubre todo el territorio catalán. Esta red incorpora a veintiseis centros de salud de todas y cada una de las categorías y localizaciones, como una atención telemática –la red Teleictus– que deja que un neurólogo vascular especialista pueda explorar un paciente que está en un pequeño centro de salud comarcal, ver su TAC e apuntar la conducta terapéutica a continuar.

No obstante, es fundamental organizar asimismo la atención a las personas a quienes el ictus ha dejado una discapacidad residual. La vida tras el ictus es muy compleja por el hecho de que la persona debe amoldarse brusca y de forma rápida a una nueva situación para la que no estaba preparada.

«La persona debe amoldarse brusca y velozmente a una nueva situación para la que no estaba preparada»

Los trastornos del movimiento en la una parte del cuerpo perjudicada, contrariedades en el habla y entendimiento de lo que te afirman, los trastornos cognitivos, sicológicos y sensibles, son solo ciertos desafíos a los que se deben amoldar el paciente y asimismo su familia, a quien repentinamente le toca hacer un rol de cuidador para el que no está preparada.

Además de esto, al paso que la atención aguda se dispensa prácticamente siempre y en toda circunstancia en un centro de salud, la restauración de la discapacidad, que acostumbra a alargarse múltiples meses, se ofrece en diferentes campos como los servicios de rehabilitación hospitalaria, centros sociosanitarios o rehabilitación ambulatoria o domiciliaria. Por esta razón la coordinación entre ellos es esencial.

«La voz del paciente no siempre y en toda circunstancia tiene el estrellato que debería en la rehabilitación»

Así, al paso que en la atención aguda se dispone de información basada en registros de los datos generados por los sistemas de código ictus, no sucede lo mismo con la rehabilitación, donde la información está fragmentada y donde la coordinación entre los diferentes distribuidores de rehabilitación depende de forma frecuente del esmero y buena voluntad de los profesionales implicados.

Cabe incorporar que la restauración de muchas secuelas, que requieren apoyo a largo plazo, depende del esmero y dedicación de las asociaciones de pacientes, donde los recursos son escasos y la voz del paciente no siempre y en toda circunstancia tiene el estrellato que debería.

«Es preciso continuar trabajando para progresar aún más la atención a las personas con ictus»

Esta situación no pasa solo en Catalunya, donde hay equipos profesionales implicadísimos, como pacientes y familiares muy activos, sino es un inconveniente que afecta a toda Europa. Últimamente, las organizaciones europeas de pacientes y profesionales pusieron en marcha el Plan Europeo de actuación en el ictus, un ambicioso proyecto con un horizonte a diez años que solicita la adhesión de los gobiernos de cada país. El Departament de Salut de Catalunya lo hizo en el mes de octubre de dos mil veintiuno con una comisión de seguimiento formada por pacientes y profesionales.

Es preciso continuar trabajando para progresar aún más la atención a las personas con ictus y la organización de la atención a la discapacidad es uno de los desafíos más esenciales que tenemos sobre la mesa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS ENTRADAS

Peinados con accesorios: 4 propuestas para celebraciones por lo alto

Con una agenda llena de datas singulares por delante, ahora es el instante de ir tomando ideas y planeando cuáles van a ser esos...

«Asociaba el autismo a Sheldon Cooper. ¡Menuda sorpresa en el momento en que me enteré que era autista!»

«La única cosa que me puede distinguir de ti es que tengo un diagnóstico de TEA 1». Así de clara y honesta se muestra...

diez zancadas diferentes para cambiar tu rutina de piernas

¿Buscas formas de fortalecer y robustecer el tren inferior? Las zancadas, asimismo conocidas como estocadas o lunges, son el ejercicio idóneo para ello. Son...