¿Por qué en invierno enfermamos más?

Semeja que por fin el agobiante calor que ha encabezado el año dos mil veintidos está a puntito de ceder el paso a temperaturas más refrescantes. Y con el frío, llegan los constipados y otras enfermedades asociadas a esta temporada del año. ¿Por qué en invierno es más usual enfermar? No hay una sola causa que explique este fenómeno, mas la primordial es que la mayor parte de virus respiratorios estacionales se reproducen a mayor velocidad y están más dispuestos para subsistir más tiempo a temperaturas bajas. Además de esto, en la temporada invernal acostumbramos a continuar más tiempo en lugares cerrados con más personas, lo que multiplica las posibilidades de contagio.

Distintos estudios han probado que las epidemias de gripe se desarrollan más de forma fácil en tiempos fríos y secos, como sucede en Europa en invierno. El rinovirus, causante de los frecuentes catarros, y el virus de la gripe, por poner un ejemplo, aparecen singularmente en esta temporada del año. Muchos gérmenes hallan un ambiente favorezco en lugares fríos y, el sistema inmunitario del humano marcha mejor en temperaturas cálidas.

Los virus frecuentes del invierno pueden provocar la aparición de fiebre que puede ser alta

¿Por dónde entran los virus?

Lo más usual es que estos virus entren en el organismo por medio de las vías respiratorias altas: nariz y boca. A pesar de que tenemos la idea de que se trata de enfermedades leves que todos pasamos múltiples veces durante nuestra vida, la realidad es que la gripe y los constipados que se dificultan pueden ser peligrosísimos. Más o menos mil millones de personas se inficionan todos los años con estas variedades de virus y en torno a quinientos mil mueren.

Frecuentemente son enfermedades que desaparecen tras una semana y no existen antídotos que eliminen absolutamente estos virus. No obstante, para tratarlos existen los antivíricos y, como medida precautoria, las vacunas, como medicamentos más usados.

Población más frágil

frente a los virus estacionales

1

Pequeños

dos

Ancianos

tres

Personas con enfermedades crónicas, como las respiratorias

Aparte de los convocados virus del catarro y de la gripe, las enfermedades más habituales incluyen asimismo la amigdalitis y el coronavirus. En bebés lactantes se dan asimismo casos de bronquiolitis. Las medidas precautorias básicas para prevenir infecciones son el lavado de manos a menudo, y no continuar en espacios cerrados que sean muy frecuentados. Asimismo es recomendable ponerse la vacuna de la gripe, como la de la COVID-diecinueve.

Una de las medidas precautorias básicas para prevenir infecciones son el lavado de manos a menudo

Los virus más usuales en temporada de frío son influenza (gripe), rinovirus (catarros), coronavirus, virus respiratorio sincitial o VRS (primordial causa de la bronquiolitis de los lactantes), parainfluenza (laringitis) y adenovirus (faringoamigdalitis). En pequeños los más frecuentes son el VRS, el adenovirus y el rinovirus. Hay que estar atentos a advertir señales que señalen el posible comienzo de la enfermedad. Los primordiales síntomas son la aparición de fiebre que puede ser alta, cefaleas resistente a los calmantes y presión arterial baja.

PortalCLÍNIC es un proyecto del Centro de salud Clínic y la Fundación Banco Bilbao Vizcaya Argentaria. La información del artículo ha sido elaborada en cooperación con PortalClínic, del Centro de salud Clínic de Barna y documentada por profesionales sanitarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS ENTRADAS

Peinados con accesorios: 4 propuestas para celebraciones por lo alto

Con una agenda llena de datas singulares por delante, ahora es el instante de ir tomando ideas y planeando cuáles van a ser esos...

«Asociaba el autismo a Sheldon Cooper. ¡Menuda sorpresa en el momento en que me enteré que era autista!»

«La única cosa que me puede distinguir de ti es que tengo un diagnóstico de TEA 1». Así de clara y honesta se muestra...

diez zancadas diferentes para cambiar tu rutina de piernas

¿Buscas formas de fortalecer y robustecer el tren inferior? Las zancadas, asimismo conocidas como estocadas o lunges, son el ejercicio idóneo para ello. Son...