Sida: Causas, síntomas y tratamiento

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) es la manera más grave de la infección provocada por el VIH (VIH) y consiste en la aparición de una o diferentes enfermedades que pueden desarrollarse a consecuencia del ataque lento y sistemático del virus al sistema inmunitario humano. Desde el momento en que se declararon los primeros casos de VIH hace más de treinta y cinco años, se estima que más o menos ochenta y cuatro millones de personas han contraído el VIH y cuarenta millones han fallecido de sida desde el principio de la epidemia.

El virus destroza parte del sistema inmunitario que es el que defiende al organismo de ataques externos, como las infecciones. Cada 1 de diciembre se festeja en el mundo entero el Día Mundial contra el VIH, con el propósito de mentalizar a la población y a los gobiernos de la necesidad de dedicar recursos para batallar contra esta enfermedad.

El VIH se abarca en la familia de los retrovirus, llamados de este modo por el hecho de que son capaces de transformar su material genético, el ARN (ácido ribonucléico), en ADN (ácido desoxirribonucléico). Se trata de un virus muy violento cuyo objetivo es agredir al linfocito CD4 que es el responsable de regular las defensas del cuerpo. En los primeros años de aparición, el VIH era mortal lo que provocó miedo en la población de poder ser inficionado. Con la evolución de la medicina, ahora se ha transformado en una enfermedad crónica controlada con medicamentos.

Hoy en día, unos cuarenta millones de personas viven con el VIH en el mundo entero, conforme datos de ONUSIDA, y todos los años se contagian entre uno y un par de millones de personas. La cantidad de muertes ocasionadas por el VIH anualmente es de más o menos seiscientos cincuenta y en torno a veintinueve millones de hombres y mujeres tienen acceso a la terapia antirretroviral. Este dato muestra una evolución positiva en la lucha contra esta enfermedad, ya que en dos mil diez solamente ocho millones de pacientes tenían acceso a la terapia.

Cinta roja para respaldar a quienes viven y están enfermas. Día Mundial del Sida de diciembre

Transmisión

El virus no puede vivir bastante tiempo fuera del cuerpo humano y a fin de que haya transmisión es preciso tener contacto físico con la persona inficionada. Estas son las formas más frecuentes de infección:

Transmisión sanguínea. La sangre de una persona inficionada es la portadora del virus, por ende, tomar contacto con la sangre de esta persona puede generar contagio.

Transmisión sexual. El virus asimismo se encuentra en el semen, el fluido vaginal y en la mucosidad del ano y la vagina. En las relaciones íntimas, estos fluidos inficionados pueden entrar en el cuerpo de la persona sana por medio de heridas o de las mucosidades que hay en los genitales. Es conveniente el uso de preservativos cuando se sostienen relaciones ocasionales.

Transmisión vertical. Las embarazadas que están inficionadas pueden trasmitir el virus a su hijo en diferentes momentos: mientras que el embrión está en el útero, en el instante del parto o a lo largo del periodo de lactancia.

Sintomatología

La infección por VIH no provoca síntomas concretos en la mayor parte de los casos. En ciertas ocasiones causa múltiples síntomas similares a los de la gripe, con malestar general, fiebre, e inflamación de los ganglios del cuello. Es en la etapa final cuando se aprecia un deterioro progresivo del estado general con pérdida de peso, fiebre y trastornos neurológicos.

PortalCLÍNIC es un proyecto del Centro de salud Clínic y la Fundación Banco Bilbao Vizcaya Argentaria. La información del artículo ha sido elaborada en cooperación con PortalClínic, del Centro de salud Clínic de Barna y documentada por profesionales sanitarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS ENTRADAS

Guía para adquirir una máquina CORTAPELOS sin confundirse

En una peluquería y en casa todo hombre debe tener una máquina cortapelos. Charlamos de las clases que existen conforme su batería, acabado y...

¿Dónde podemos ver conteras de goma?

Las conteras de goma son un accesorio bastante desconocido, pese a que las tenemos por todas partes. De hecho, ni siquiera sabemos cómo referirnos a ellas...

Las bajas laborales por nacimiento de un hijo resguardan la salud mental

Las bajas laborales por nacimiento de un hijo resguardan la salud mental, en especial a las madres, y hay pruebas de que este efecto...