Un curso prenatal de solo dos horas para reducir la depresión postparto

La Universidad de Hiroshima en el país nipón, al lado de otros conjuntos de investigación, ha observado que un curso prenatal de dos horas puede reducir la depresión postparto y acrecentar la confianza de los progenitores. El estudio al que ha tenido acceso Ep ha sido efectuado por un equipo multiinstitucional y termina de publicarse en ‘Women and Birth’.

«Las madres en las zonas urbanas de el país nipón corren un alto peligro de depresión postparto. Descubrimos que un curso de dos horas, llamado ‘Ayuda, Entendimiento, Orientación para Familias Jóvenes’ (HUG Your Baby), redujo significativamente ese peligro y aumentó la confianza de los padres«, apunta Yoko Shimpuku, maestra de la Escuela de Graduados en Ciencias Biomédicas y de la Salud de la Universidad de Hiroshima.

«En el país nipón, como en otros países, con frecuencia es responsabilidad de las comadronas enseñar tanto a las madres como a sus parejas sobre el comportamiento infantil y la crianza, a fin de que los dos puedan criar con confianza», apunta Shimpuku, quien advierte de que, conforme datos del Ministerio de Salud, Trabajo y Salud de el país nipón, las madres en el país nipón crían en torno a 7 horas y media al día, los progenitores solo crían en torno a una hora al día; esta es la tasa más baja entre los países desarrollados.

«Estudios precedentes han probado que entender el comportamiento de un bebé aumenta la confianza de los progenitores, la autoeficacia materna y la participación del padre en la crianza, y mejora la interacción entre progenitores e hijos, el desarrollo infantil y la duración de la lactancia«, apunta

El programa HUG Your Baby fue desarrollado por Jan Tedder, enfermera experta en medicina familiar y asesora de lactancia en los E.U., para asistir a los progenitores a entender el comportamiento de su bebé y en la actualidad se usa en el mundo entero.

Shimpuku y la coautora Mariko Iida, de la Universidad de la urbe de Yokohama, tradujeron el programa al nipón y lo presentaron a los distribuidores de atención médica y a los estudiantes universitarios. Desde ese momento, explica Shimpuku, ha sido bien recibido tanto por médicos como por madres mas no se ha evaluado estrictamente alén de la percepción.

«En este estudio, examinamos si se pueden hallar diferencias, usando medidas estandarizadas de sicología materna, entre las madres que recibieron la enseñanza de abraza a tu bebé y las madres que no. Descubrimos que el programa, administrado ya antes del parto, tiene efectos positivos en la prevención de la depresión postparto y en el incremento de la confianza de los padres», apunta Shimpuku.

Más de doscientos veinte mujeres fueron reclutadas para el estudio entre febrero de dos mil quince y febrero de dos mil dieciseis, divididas por tiempo para eludir la polución cruzada entre los conjuntos de control y de intervención. El conjunto de control recibió un tratamiento prenatal regular y un folleto con más información, al paso que el conjunto de intervención participó en un curso de dos horas que consistía en una conferencia sobre de qué forma reconocer y contestar al comportamiento de un bebé, e información sobre la lactancia materna.

«Los participantes completaron escalas estandarizadas sobre la depresión postparto y la confianza de los progenitores, y asimismo respondieron preguntas que probaban el conocimiento del comportamiento del bebé al mes y 3 meses tras el parto», explica Shimpuku. Los puntajes de las participantes en los dos conjuntos al mes señalaron que tenían un mayor peligro de depresión postparto que una encuesta nacional, mas el puntaje del conjunto de intervención fue más bajo que el del control.

«Se puede decir que la intervención HUG Your Baby redujo la depresión materna en madres de alto peligro que viven en zonas urbanas de Japón», asevera. El conjunto de intervención asimismo tuvo más confianza al mes, que persistió a los 3 meses, instante en el que el conjunto de control se puso al día. Esto es particularmente interesante, conforme Shimpuku, ya que el conjunto de intervención tenía más madres primerizas ya que las mujeres embarazadas que ya tenían hijos tenían menos probabilidades de tener tiempo para acudir al curso.

«La creciente base de investigación para este programa sugiere que debe continuarse, expandirse (quizá con un mayor componente virtual) y ser estudiado más de cerca por otros estudiosos para entender mejor y desarrollar su potencial comprobado para acrecentar las experiencias positivas de crianza, tanto en el país nipón como en otros lugares en el mundo», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS ENTRADAS

Guía para adquirir una máquina CORTAPELOS sin confundirse

En una peluquería y en casa todo hombre debe tener una máquina cortapelos. Charlamos de las clases que existen conforme su batería, acabado y...

¿Dónde podemos ver conteras de goma?

Las conteras de goma son un accesorio bastante desconocido, pese a que las tenemos por todas partes. De hecho, ni siquiera sabemos cómo referirnos a ellas...

Las bajas laborales por nacimiento de un hijo resguardan la salud mental

Las bajas laborales por nacimiento de un hijo resguardan la salud mental, en especial a las madres, y hay pruebas de que este efecto...